jueves, 22 de octubre de 2015

Misterios Gozosos para el Jubileo de la Orden de Predicadores

Los Misterios Gozosos para el Jubileo de la Orden de Predicadores

"Enviados a predicar el Evangelio"

Estas meditaciones para el Jubileo de la Orden de Predicadores se pusieron en línea para ayudar a los que quieren rezar el Rosario. Se han redactado deliberadamente de una manera integral y se pueden adaptar fácilmente según las circunstancias.
Para cada misterio, se propone una cita bíblica, dos citas dominicanas y una intención. Cada uno puede elegir lo que conviene a fin de poder elaborar un momento de oración fructuoso para todos.

Beato Ángelico Anunciación, convento de San Marcos Florencia
Primer Misterio:
La Anunciación

"El sexto mes, el ángel Gabriel fue enviado por Dios a una ciudad de Galilea, llamada Nazaret, a una joven, a una virgen desposada con un hombre de la casa de David, llamado José; y el nombre de la joven era María." (Lc 1,26-27)

"María estuvo llena de gracia, tanto que redundó la gracia del alma sobre el cuerpo... y tanto que redundó esta gracia a todos los hombres. Es gran cosa para un santo tener suficiente gracia para su propia salvación; tener suficiente gracia para la salvación de muchos, es aún mayor; pero que haya sido tanta que pueda ser suficiente para todas las personas de este mundo, he ahí la grandeza suprema: pues esto es así en Cristo y en la Santísima Virgen María." (Santo Tomás de Aquino, 1224 - 1274)

"¡Oh María, templo de la Trinidad, portadora del fuego, distribuidora de la Misericordia, María, que has hecho germinar el fruto divino!... Tú eres el árbol nuevo que trajo la fragante flor de la Palabra, el Hijo único de Dios. En ti, tierra fecunda, fue sembrada la Palabra. Tú eres a la vez la tierra y el árbol. Oh María, bendita entre todas las mujeres, tú nos has dado el pan de tu harina: la divinidad ha sido unida y mezclada con la humanidad, con tanta fuerza que ahora nada, ni la muerte ni nuestras ingratitudes, podrán romper la unión". (Santa Catalina de Siena, 1347 - 1380)

Nuestra Señora del Rosario, enséñanos a hacer en todo la voluntad del Señor.


Segundo Misterio:
La Visitación
Beato Ángelico, Visitación

"Cuando Isabel oyó el saludo de María, la criatura saltó de gozo en ella." (Lc 1,41)

"Juan recibió la gracia de ser profeta, cuando, por su estremecimiento en el vientre de Isabel, conoció que Dios estaba delante de él. Cuando la Santa Virgen saludó a Isabel, Jesucristo lo consagró como profeta, según las palabras de Juan Crisóstomo: Jesucristo quiso saludar a Isabel por María para que su palabra salida del vientre de su madre, proferida por el Señor y recibida por el oído de Isabel, descendiera a Juan, que así sería consagrado profeta. Y él mereció por su madre recibir el espíritu de profecía." (Bto. Santiago de la Vorágine, c.1228-1298)

"Hablando de Isabel a María, el ángel Gabriel le sugirió la idea de una visita a esta pariente para asegurar a Isabel de su predilección, tal vez hablar con ella del destino de sus dos hijos. Iluminada desde arriba, movida por la caridad, se apresuró a salir para ir a felicitarla y ayudarla... Al entrar en la casa, María saludó a Isabel con la cordialidad de una pariente, la deferencia de una niña con una anciana, con una graciosa sonrisa indicaba que ella no ignoraba nada. Entonces, la criatura saltó de alegría en el vientre de Isabel, su madre también fue llena del Espíritu de Dios y plenamente esclarecida sobre la dignidad de la Madre del Mesías”. (Padre Marie-Joseph Lagrange, 1855-1938)

Nuestra Señora del Rosario, enséñanos a hacer de cada visita una Visitación.


Tercer Misterio:
La Natividad

Beato Ángelico - Nacimiento de Cristo
"Ella dio a luz a su hijo primogénito; lo envolvió en pañales y lo acostó en un pesebre." (Lc 2,7)

"¡Bienaventurados los brazos de María santísima, que abrazaron tantas veces este niño que encierra el mundo en la palma de su mano! Y ¿qué es conveniente decir de las entrañas de María? ¡Su felicidad es única! Escucha, te ruego: Ellas recibieron al Dios Hombre. ¡Concepción que supera toda naturaleza y todo razonamiento! Este seno sostuvo la fuente y el origen de la vida. Ha conducido a término lo que hace crecer todas las semillas y todos los frutos... Ha encerrado en sí al que formó la luz y los astros y es más grande que el firmamento... Ha engendrado a su Creador y al de todos los seres." (San Alberto Magno, 1193 - 1280)

"Durante el tiempo de Navidad, Jesús quiere una choza vil y pobre, quiere nuestro corazón purificado, pobre y vacío de afectos terrenales, lleno y adornado de virtudes, y quiere que imitemos únicamente a su Madre santísima, arca y templo de toda virtud, quiere que como el buey rumiemos las cosas celestes, y quiere que el potro de nuestro cuerpo sea humilde y sumiso a la razón. Que Él se digne descansar en el heno de nuestros deseos haciendo de él un heno suave y fragante en el que se complazca en tomar su descanso." (Santa Catalina de Ricci, 1522 - 1590)

Nuestra Señora del Rosario, enséñanos la belleza del silencio y la contemplación.


Cuarto Misterio:
La Presentación de Jesús

Beato Ángelico, Presentación en el templo
"Los padres de Jesús ofrecieron el sacrificio prescrito por la ley del Señor: Un par de tórtolas o dos pichones" (Lucas 2,24).

"Esta ofrenda de Cristo al Padre, María la ha realizado la primera en el templo de Jerusalén. Por este gesto ella reconoce en la fe que el niño que sostiene en sus brazos, a partir de ahora, pertenece al Padre y no a ella, pero también en la ofrenda con todo lo que será su vida, ella nos ofrece a nosotros mismos que somos miembros de Cristo, ella se ofrece a sí misma y ruega por la humanidad entera; también nosotros podemos ofrecer en nuestra oración a Cristo a Dios por la salvación del mundo, y ofrecernos a nosotros mismos con todas las etapas gozosas o dolorosas de nuestro camino." (Juan Tauler, 1300 - 1361)

"¡Qué grande era la pobreza en que Jesucristo quiso nacer, ya que su madre el día de su purificación, ni siquiera tiene los medios para conseguir un cordero que pueda ofrecer. También eligió todas las otras cosas relacionadas con el estado de pobreza que quiso abrazar: vivió en una casa muy pobre, en una familia pobre, de una madre pobre; quiso ser presentado en el templo a su Padre como un pobre, y en honor a la pobreza en el curso de su vida, escogió discípulos pobres”. (Fray Luis de Granada, 1504 - 1588).

Nuestra Señora del Rosario, enséñanos a someter nuestras vidas al Señor como un sacrificio que le agrade.


Quinto Misterio:
El encuentro de Jesús en el Templo

Beato Ángelico, Jesús con los doctores
"El niño Jesús se quedó en Jerusalén sin que lo supieran sus padres. Pensando que estaba en la caravana de peregrinos, anduvieron una jornada de camino buscándolo entre los parientes y conocidos." (Lc 2,43-44).

"Fue sólo cuando retornaron a su punto de partida, el Templo, cuando lo encontraron. Así que si tú has de encontrar el nacimiento divino en ti, debes dejar toda la multitud y volver al origen y al fondo de donde viniste. Todas las potencias del alma y todas sus operaciones: todo esto es la multitud. Tienes que dejar todo esto: la sensualidad, la imaginación y todo lo que busques o encuentres en el interior de ti mismo. Sólo entonces podrás encontrar este nacimiento." (Maestro Eckhart, c.1260- c.1328.)

"[En este episodio del encuentro de Jesús entre los doctores] San Lucas ha querido dar a entender cómo Jesús, a la edad de 12 años, tenía una clara conciencia de su origen divino, conciencia que los evangelistas no han atribuido a una revelación ni al progreso, y por lo tanto, debe referirse a esta visión inmediata, originaria, propia de su naturaleza, que hace penetrar a su inteligencia en la distinción del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo dentro de la inefable Trinidad." (Padre Marie-Joseph Lagrange, 1855-1938)

 Nuestra Señora del Rosario, enséñanos a estar siempre cerca del Padre. 

Misterios Luminosos
Misterios Dolorosos,
Misterios Glorisosos 


Tomado de http://rosarium.op.org/